9 de Abril
1819
El Director Pueyrredón contesta a O'Higgins, manifestán¬dole que al gobierno de las Provincias Unidas le ha sido muy sensible el entorpecimiento de los grandes proyectos a que estaba destinado el Ejército Unido, pero que en atención a ellos, y sin perjuicio de que se cumpliera la orden de repasar la cordillera parte del Ejército de los Andes, disponía que permaneciesen en Chile 2.000 hombres a las órdenes de su gobierno, para los importantes objetivos a que hacía alusión la nota del 20 de Marzo, que contestaba.

1821
San Martín ordena al coronel Gamarra ?que había sido nombrado por el Generalísimo para mandar las fuerzas que organizaba Aldao en la Sierra? que no comprometiera ningún combate hasta que llegara otra división que unida a la suya le permitiría obrar con más seguridad.

1821
La Serna escribe una carta particular a San Martín propo¬niéndole entrar en una transacción. El Generalísimo la contestó el día 15 del mismo, respondiendo que un asunto de tanta trascendencia debía tratarse oficialmente sin cuyo requisito sería nula toda gestión en tal sentido. El Virrey contestó a San Martín, invitándolo a entrar en negociaciones: aceptado este temperamento, el Generalísimo nombró sus comisionados en las personas de D. Juan García del Río, D. José Ignacio de la Roza y el coronel Tomás Guido, actuando de secretario el Dr. Fernando López Aldana. El Virrey nombró por su parte, a D. Manuel de Llano y Nájera y a D. Mariano Galdiano y Mendoza; actuando de secretario el capitán D. Francisco Moar.

1827
Desde Londres, el general Miller le escribe a San Martín pidiendo materiales para escribir sus Memorias, y abordando el tema de la Logia Lautaro, le dice: «Yo no sé si convendría exponer los males que causó la logia establecida en Buenos Aires y cómo por ella quedó usted casi con las manos atadas cuando era necesario obrar con actividad y hacer un ejemplo con algunos jefes cuyas intrigas y escandalosa conducta ?aquí alude a Alvear y a sus satélites? fueron apoyados por dicha logia. Si usted quiere que se trate sobre esto es necesario proveerme con la materia, porque yo ignoro la naturaleza de aquella sociedad».

1829
El general Rondeau, en su carácter de Gobernador Provi¬sional del Estado Oriental, extiende el pasaporte a San Martín para regresar a Europa, a fin de trasladarse a Bruselas, en compañía de un criado.