1821
Arenales entra en la villa de Pasco. En la misma noche desprendió una fuerza exploradora al mando del coronel Alvarado que fue a situarse a 2 leguas del pueblo de Reyes, donde acampó hasta aclarar el Día 13, en que prosiguió su marcha hasta la población de referencia, a la que había puesto fuego el coronel Carratalá antes de evacuarla so pretexto de que dos oficiales realistas que habiéndose encerrado en una habitación con un brasero encendido, se habían asfixiado, según el cruel Jefe tal muerte la atribuye maliciosamente a un envenenamiento por parte de los habitantes de Reyes. Como Carratalá se había retirado por la quebrada de Palcamayo, ordenó Arenales al coronel Alvarado que con la vanguardia, prosiguiese su marcha en persecución de aquel.