1822
Se extienden las instrucciones a que deberá ajustar su misión, al Dr. José Cabero y Zalazar, nombrado por San Martín, Ministro Plenipotenciario y Enviado Extraordinario en Chile.