1818
En homenaje a sus victorias de Chacabuco y Maipú, como acción de gracias, el Congreso Nacional realiza una sesión especial.

1880
El Presidente Santos, del Uruguay, expide un decreto autorizando el desembarco de los restos mortales de San Martín en Montevideo, cumpliendo un pedido de los argentinos allí residentes.