16 de Junio
1820
San Martín vuelve a oficiar al gobernador Bernabé Araoz, diciéndole ?Sin que sea necesario ser político, ni entendido, se ofrece naturalmente en perspectiva a todo hombre de un mediano sentido común, que batidos que sean los cuatro mil hombres enemigos, en Salta, se ha abierto, por consecuencia, para siempre el Perú; que batir a ese número en un territorio montuoso, en el cual los hijos del país tienen infinitas ventajas para ofenderle sin temor de ser ofendidos, es una cosa que obviamente se concibe fácil; y que además de estas ventajas se pueden reunir cuatro mil hombres de línea; de Córdoba los dos mil, de San Juan, del Tucumán y Salta, los otros dos y la inmensa valerosísima caballería de esas dos últimas Provincias?.