27 de Junio
1815
San Martín comunica al Cabildo de Mendoza: ?Concluida ya la imposición del derecho voluntario sobre los caldos productivos de la ciudad de San Juan, y reconocida la parte Norte de la Cordillera, objetos de mi separación de esta capital, a más del restablecimiento de mi salud, he regresado felizmente. Pero debiendo tomar igual conocimiento de los campos del Sur, salgo hoy con este destino a la fortaleza de San Carlos, y puesto que me permiten acercarme las nieves, dejando el mando político y militar encargando al Cabildo y al teniente coronel don Manuel Corvalán como anteriormente?.

1822
El capitán graduado del Batallón 11 de los Andes, D. Dionisio Cabeza Enriquez (porteño), se embarca en el Callao para Trujillo, con el fin de incorporarse a la División Auxiliadora puesta a las ordenes del teniente coronel José Nicolás Arriola para operar contra los rebeldes de la provincia de Maynas.

Arriola designó al capitán Cabezas Enríquez para marchar a la montaña, con el fin de operar a retaguardia de los rebeldes: en cumplimiento de esta misión, en Tomependa formó 16 balsas para embarcar la tropa y en ellas marchó con 82 hombres navegando por el río Marañon 284 leguas hasta ocupar los puntos de Yurimagudo y Valparaíso, como se le había ordenado. Hizo porción de prisioneros y entre ellos los principales cabecillas de la conspiración de Maynas: Moreno, Marreros y Boca Negra. Nombrado comandante militar de la provincia de Maynas, Cabeza Enríquez concluyó con los restos de los rebeldes que quedaron dispersos en la montaña.