1821
Se presenta en Mirones ?donde tenía su campamento? una comisión designada por el Cabildo para hacerle saber a San Martín que ponía a su disposición el Palacio virreinal y que el gobierno de Lima vería con agrado que pasase allí para descansar. San Martín agradeció cortésmente el ofrecimiento, respondiendo que por el momento no podía acceder a ese pedido porque las necesidades de la guerra le obligaban a permanecer en su cuartel.

1822
El ministro Salazar y Baquijano con el resto de su séquito, piden sus pasa-portes y se despiden de Bolívar en Guayaquil.