1821
San Martín dirige un oficio al Cabildo de Lima, significándole la conveniencia de convocar una junta general que representando al común de los habitantes de la capital, expresase si la opinión general se hallaba decidida por la independencia. El Cabildo contesto en el acto a este oficio, diciéndole que estaba haciendo la elección de las personas de probidad, luces y patriotismo para que unidas en el día de mañana expresen espontáneamente su voluntad por la independencia.

1822
San Martín contesta a Bolívar su carta efusiva y lisonjera del 17 del mes anterior, agradeciendo la oferta generosa que le hace el Libertador de Colombia de contribuir con las tropas de su mando para dar término a la guerra de la independencia del Perú; anunciándole que con el fin de hacer efectiva esa concurrencia de las armas colombianas con las peruanas, saldrá el 18 de Julio del Callao para desembarcar en Guayaquil y marchar en seguida a Quito a saludarlo y estrechar la alianza.

1822
Desde Lima, San Martín se dirige al teniente general D. José de La Serna formulándole nuevas reflexiones y propuestas con el fin de llegar a la cesación de la guerra entre los patriotas y los realistas, aprovechando las ventajas que han proporcionado a los primeros los triunfos de Sucre ?reforzado con la división del general Santa Cruz- en el Ecuador, y los que ha obtenido por su parte Bolívar. Las proposiciones constan de 14 breves artículos, detallando la forma como se haría efectivo el tal reconocimiento y la situación en que quedarían los españoles residentes en el Perú.

Por supuesto, la base fundamental de las proposiciones es el artículo 19 de estas, que dice: La nación española, y a su nombre el ejército real, reconocerá la independencia del Perú.

1822
El ministro peruano en Guayaquil, general Francisco de Salazar y Baquijano, obsequia a Bolívar con un banquete que tuvo lugar en la casa del secretario de la legislación, coronel Rojas, quien en el momento de los brindis replicó al Libertador de Colombia con una magistral exposición en la que puso de manifiesto la acción emancipadora realizada por las fuerzas argentinas desde el grito solemne de libertad lanzado el 25 de Mayo de 1810.

Recorrió el itinerario seguido por tales fuerzas en su epopeya libertadora a Monte-video, a Chile, al Perú y finalmente al Ecuador, en cuya campaña las armas argentinas tuvieron un rol preponderante en los hechos de armas victoriosos de Riobamba y de Pichincha.

1836
Nace en Grand-Bourg, doña Josefa Balcarce y San Martín, más tarde, señora de Gutierrez Estrada.