1784
Nace en Sevilla D. Alejandro Aguado, hijo del conde de Montelirios: el 26 de Febrero de 1798 sentaba plaza como cadete en el regimiento de infantería de Jaén, en el que ascendió a subteniente el 13 de Julio de 1801 y a teniente el 12 de sep-tiembre del mismo año.

Por orden de la Junta de Sevilla de 8 de Junio de 1808 fue incorporado al regimiento de voluntarios de Campo Mayor. Jefe de escuadrón al servicio de S. M. C. el 23 de Julio de 181o y grado de coronel el 18 de Abril de 1812.

Estuvo en las siguientes campanas y funciones de guerra: combate en el fuerte de Santiago, el 12 de Junio de 1801 en la acción sostenida por la escuadra francesa contra la inglesa en aquel punto; en Badajoz durante la guerra de España con Portugal; estuvo dos años en el campo atrincherado de Gibraltar y tres en la plaza de Ceuta; tomó parte activa en la batalla de Tudela, en el Paso de Logroño, en Carrascosa, en Santa Cruz de la Zarza, en Taracón y en Vélez, acciones por las que mereció los elogios de la Junta. Hizo la campaña de Extremadura en 1811, participó en el sitio y toma de la plaza de Olivenza y de la de Badajoz, en la batalla de Albuera, y en la acción que sostuvo la caballería inglesa con el general La Tour Maubourg.

Acreditó su valor en la Venta del Baul y en las cargas llevadas por la caballería española contra las tropas del mariscal Soult. Estuvo en el sitio de Sevilla en 1812, finalizando sus servicios militares en la Península con la retirada de Andalucía, con el cañoneo que tuvo lugar frente a Salamanca y con otras funciones de guerra que pusieron a prueba su valor y su patriotismo.

Producida la ocupación militar de España, Aguado paso a desempeñar las funciones de ayudante de campo del mariscal Soult, y al producirse la retirada del ejército francés en 1815, abandonó la carrera de las armas, pasando a Paris, donde se instaló, después de haber logrado la estima y la confianza de Fernando VII, que lo hizo su banquero.

En 1823 negocio un empréstito de 5000.000 $ para España y en 1828 intervino para llegar a un acuerdo entre este país, Inglaterra y Francia, que exigían al Gobierno de Madrid sumas considerables, lográndose la suspensión del pago de los intereses por parte de la tesorería española, premiando Fernando VII, estos servicios de Aguado con el título de Marqués de las Marismas del Guadalquivir el 11 de Junio de 1829.

Más adelante abandonó la Banca y se dedicó a administrar su fortuna calculada en 50 millones de francos. En 1828 recibió de Luis XVIII la cruz de la Legión de Honor, otorgándole al mismo tiempo carta de ciudadanía francesa, nombrándosele intenten te de la comuna de Evry en 1831, cargo que ejerció hasta 1840o, con gran satisfazción de sus comarcanos: en 1832 procedió a la inauguración del puente colgante que cruza el Sena, el que costó a Aguado 700.000 francos oro, al que se le conoce hoy con el nombre de Puente Aguado. Donó en 1828 el terreno para el cementerio de Evry y fundó el mismo año la escuela de niños y niñas de aquel pueblo.

En 1827 compro el castillo de Petit-Bourg, donde Napoleón negoció con Caulain-court su abdicación. En 183o se encontró en Bruselas con San Martín, y desde entonces mantuvieron ambos viejos amigos la más estrecha vinculación y es bien conocida la ayuda prestada por Aguado a su antiguo compañero de armas en la Guerra Peninsular.

1822
Gütiérrez de la Fuente llega a Buenos Aires con las credenciales que le acreditaban como representante peruano en esta Capital; fue muy mal recibido por Rivadavia, que pasó el oficio de San Martín pidiendo el apoyo del Gobierno de Buenos Aires, a la Junta de Representantes.

1822
El Cabildo, que preside Riva Agüero, solicita el embarque secreto del ex Ministro Monteagudo, para ser trasladado a un puerto fuera del Estado; lo que es concedido por el Ministro Valdivieso en la misma fecha.

1822
El coronel José Gabriel Pérez, escribe una relación de lo sucedido en la Conferencia de Guayaquil, dictada por Bolívar a su autor ?que era subsecretario en aquella época?. Dicha relación fue dirigida al Secretario de Relaciones Exteriores de la Republica de Colombia. Otra similar y con la misma fecha, se envío al Intendente del Departamento de Quito, general Antonio José de Sucre. El mismo día, Bolívar escribe al general Francisco de Paula Santander, informándole de la estada y partida de San Martín en Guayaquil, y le hace saber el envío de 1.800 colombianos en auxilio de las fuerzas patriotas que luchan en el Perú.