1818
San Martín contestó el oficio de Pueyrredón del 22 de Agosto referente a la absoluta imposibilidad de reunir los 500.000 $ del empréstito decretado por el Gobierno para auxiliar al Ejército de los Andes, y le dice textualmente: Creo de mi deber exponer a V. E. que si dicho Ejército no es socorrido, no solamente no podrá emprender operación alguna, sino que esta muy dispuesto a su disolución.