1821
Al llegar a la hacienda de Caballero, a 9 leguas de Lima, el general Las Heras dio por terminada su persecución, pero dispuso que el coronel Miller la continuase con 700 infantes, 125 caballos y 500 montoneros; destacamento que prosiguió la marcha en pos del enemigo recién a las 9 de la mañana del día 20. Una marcha de 3 leguas condujo la división Miller a Macas, donde escaramucearon con la retaguardia realista, siendo herido el capitán Vidal. En el curse de este día 100 enemigos se pasaron a los patriotas.

1821
El general O'Higgins, Director Supremo de Chile, honra a San Martín con el grado de Capitán General de sus ejércitos.

1822
Se inicia el empleo del método de Lancaster para la enseñanza primaria en Lima en el colegio de Santo Tomás, por orden de San Martín.

1822
Cincuenta y un diputados peruanos se congregan para inaugurar el primer Congreso del Perú; a todos ellos se les tomó el juramento reglamentario en la Catedral, a donde se habían dirigido todos en corporación, para oír la misa que se cantó en aquel recinto sagrado, y el Deán Francisco Javier Echagüe pronunció un discurso en dicha iglesia, relacionado con el acontecimiento.

Tomado el juramento, todos los diputados regresaron a la Universidad de San Marcos, donde se reunieron en asamblea legislativa. Al despojarse San Martín de la banda bicolor, insignia de la dignidad protectoral que hasta entonces había ejercido, se dirigió a los asistentes, declaran-do al deponer la insignia que caracteriza al jefe supremo del Perú no hago más, sino cumplir con mis deberes y con los votos de mi corazón. Si algo tienen que agradecerme los peruanos es el ejercicio del supremo poder que el imperio de las circunstancias me hizo obtener. Hoy, que felizmente lo dimito, yo pido al Ser Supremo el acierto, luces y tino que necesita para hacer la felicidad de sus representantes. ¡Peruanos! desde este momento queda instalado el congre-so soberano y el pueblo reasume el poder en todas sus partes.

Acto continuo procedió a depositar sobre la mesa en que había colocado la banda bicolor, seis pliegos cerrados, abandonando San Martín inmediatamente el recinto en compañía de D. Tomás Guido, subiendo al carruaje que lo condujo a su residencia de la Magdalena.

El mismo día, el Congreso designó a San Martín Generalísimo de las armas del Perú, por sus heroícos servicios a la causa del país.

El 20 de Septiembre San Martín emite su última proclama a los peruanos.

1845
Se cierra el desarrollo testamentario de los bienes del marqués de Aguado, del cual fue ejecutor el general San Martín.