1817
El coronel Freire con una división de las tres armas, que había partido del campamento la noche del 21, alcanzó a las 24 las orillas del Carampague, ocupando el día 25 la plaza de Arauco, donde se reunió con el sargento mayor Boedo.

1821
Se le reúnen a Miller los montoneros comandados por el comandante Quirós.

1821
El coronel Tomás de Heres, jefe del Batallón Numancia, escribe al general Sucre, desde Lima: En mi comunicación del 23 del pasado, tuve la honra de decir a US entre otras cosas que el ejército español que había abandonado esta capital se había reunido en Jauja.

Después de esto, organizado y esperando ocuparla de nuevo y auxiliar los castillos del Callao que aun se sostenían, emprendió su movimiento hacía nosotros que salimos a esperarlo a una legua de aquí. El 7 del corriente se avistaron los ejércitos y después de algunos días en que se hicieron varios movimientos en la circunferencia de la ciudad, conociendo los enemigos que no podían dar una acción sin exponerse indefectiblemente a perderla, contramarcharon a la Sierra y nosotros volvimos a esta capital.

Toda la infantería enemiga, y parte de su caballería se han pasado a nuestras filas resultando de aquí que de cuatro mil con que bajaron no podrán salvar mil en su retirada. Nosotros tuvi-mos en la línea de batalla cinco mil setenta y tres de todas armas.

Los castillos del Callao viendo que ya no podían contar con ningún apoyo y en la necesidad de perecer, se entregaron por capitulación y este suceso nos ha abierto aquel puerto que nos hacía notable falta.

La campaña del Perú se ha concluido y yo me atrevo a asegurar a US que en lo sucesivo no se disparará un solo tiro. La opinión se ha decidido completamente en favor nuestro y nada, ni aún remotamente, temo que los españoles puedan volver a ocupar el país.

1822
El teniente coronel Arriola ocupa la ciudad de Moyobamba, terminando así un levanta-miento, que si se le deja tomar cuerpo, hubiera comprometido seriamente la seguridad de los patriotas en el Norte.

El capitán Domingo Reano (sanjuanino) persiguió a los rebeldes hasta la ciudad de Lamas, en donde se rindieron a discreción, en el mes de diciembre; recibiendo Reano por su comporta-miento en estas acciones el grado de sargento mayor con fecha 9 de Diciembre de 1822.

Además del después coronel Reano, en esta corta campana se distinguieron: el capellán Juan Aguilar, que salió herido, y el segundo jefe de la División Pacificadora, coronel José Maria Egúsquisa.