1823
Se le otorga para pasar a Francia a tomar los baños de Bañeras, al teniente coronel retirado Justo Rufino de San Martín, a quien la Regencia del reino le había concedido 4 meses de licencia con tal fin.

El 1ro de Diciembre de 1824 solicitó prorroga de dicha licencia por un año ?la que se le había prorrogado anteriormente 8 meses? lo que se le concedió. D. Justo Rufino de San Martín falleció en Madrid en 1832.

1828
El general Miller se dirige a San Martín haciéndole saber que la edición española de sus Memorias se comenzaría a imprimir en esos días y le pide al mismo tiempo un retrato. Un mes más tarde San Martín respondió a esta solicitud y al enviarle la piedra litográfica con la cual Miller se proponía estampar en mil ejemplares la imagen del héroe, éste le escribió: Los que lo han visto dicen que aunque se parece bastante me han hecho más viejo y los ojos los encuen-tran defectuosos; ello es, que es lo mejor que se ha podido encontrar para su ejecución. Al fin yo he cumplido con su encargo asegurándole será el último retrato que se haga en mi vida.