1816
San Martín escribe una carta dirigida a CHANCACA, otro seudónimo del infa-tigable Manuel Rodríguez- en la que le dice textualmente: Veo que su carácter tiene algo de fosfórico. Que diablos ha hecho usted que me ha tenido todo el invierno sin sus noticias.

Yo creía que las nieves de los Andes serian derretidas por el calor de esa imagina-ción de fuego y con él se hubiera abierto un paso para hacerme sus comunicacio-nes, pero todo ha sido ilusión. A la verdad, si no fuesen los avisos del amigo Grana, creería o que había fenecido o que estaba en poder de Marcó. Aquel me dice de su existencia, de las persecuciones que ha sufrido, de las aventuras que ha corrido, los trabajos que ha emprendido y en fin, el buen estado de todo debido a su actividad y a la de los amigos Corro, Machuca, Tripilla, Fervor y Escabeche.

En el momento de recibir usted ésta saldrá de su cueva y marchará a San Fernando. Dos objetos debe usted proponerse: primero reunir mil caballos en las inmediacio-nes de las Quechuereguas, para la gran recogida de ganado que debe hacerse para mediados de diciembre. Estos caballos serán satisfechos por mí a dinero contante, pero cuidado no se trascienda el objeto para ello. Le previene que hay que estar preparado porque la invasión se producirá infaliblemente en día indicado o a fines del mes a lo más tardar.

1818
Desde Mendoza San Martín se dirige al general González Balcarce, que le subrogaba en el mando, facultándolo para librar contra la Tesorería de Buenos Aires, las cantidades que puedan proporcionarle hasta cubrir la suma de $ 500.000.

1818
El general González Balcarce hace saber al Gobierno que el general Osorio con los restos de españoles que salvó de la batalla de Maipú verificó el reembarco después de haber destruido las fortificaciones, incendiado los galpones que le servían de cuarteles e inutilizado la artillería. Esta evacuación de Talcahuano era una noticia importante en aquellos momentos para la causa patriota. Balcarce comunica al mismo tiempo, que el coronel Francisco Sánchez quedaba ocupando la provincia de Concepción con una fuerza de 600 o 700 hombres que se compone de los naturales del país que han sido afectos al enemigo.

1831
Su gran amigo O'Higgins, después de inauditos esfuerzos -habían fracasado las gestiones directas de San Martín ante el general Gutiérrez de la Fuente, nombra-do Presidente del Perú, para cobrarle 1.000 pesos que le había facilitado a su regre-so de la comisión que le encargó ante los gobernadores de las Provincias del Río de la Plata; gestiones que también había encargado San Martín a O'Higgins en carta que él escribiera el 12 de Febrero de 183o, hallándose en situación harto apremian-te?le anuncia que le hace el primer libramiento de 187 libras esterlinas y 10 cheli-nes correspondientes según el cambio de entonces, a 1.000 pesos, que me ofreciera este gobierno ?dice- librar, contra abonos de aduana para que las entregue a usted la casa de los señores Barhing Brothers y Co, banqueros de Londres a quienes encargo dirijan a usted esta carta a cualquier punto donde se hallara, porque escribo con el desconsuelo de no saber su nueva residencia, que unos dicen en París y otros en el Brasil.